Desafíos para la humanidad y la misión de la Iglesia

12mision_territorial

El Santo Padre confía cada mes al Apostolado de la Oración dos intenciones de oración que expresan sus grandes preocupaciones por la humanidad y por la Iglesia. Además de comprometerse a orar por ellas, el AO se hace responsable de difundirlas por el mundo y hacer que más personas acompañen al Papa en su oración. Orar junto a él es nuestro primer símbolo o expresión del compromiso del AO a favor de la misión de la Iglesia universal.

En estas intenciones reconocemos la mirada sabia y autorizada del Santo Padre que nos llama la atención a temas mundiales que le preocupan . Su mirada es verdaderamente universal, sensible a las alegrías y a los sufrimientos de los hombres y mujeres de hoy, dada su posición a la cabeza de toda la Iglesia.

Nosotros los consideramos verdaderos desafíos por los cuales orar y movilizar nuestras vidas. Son en primer lugar desafíos para nuestra vida personal, pues nos llaman a vivir en coherencia con aquello por lo que estamos orando.

Son también invitaciones a acercarnos durante el mes correspondiente a otras personas o instituciones que trabajan en la problemática por la que estamos orando , sean o no de Iglesia, para buscar iniciativas de colaboración conjunta a favor de eso que interesa a ambos . Hay dos tipos de intenciones cada mes: una llamada Universal y otra Por la evangelización (o “ de Evangelización ”).