BOLETÍN No. 6 ABRIL 2020 (CLICK LEER MÁS)

Sean benditos los muchos misericordiosos, siempre insuficientes, que PENAN Y SE DESVIVEN

para que los innumerables golpeados por la vida, siempre demasiados, sean benditos. SE ALEGREN Y VIVAN

AMBIENTACIÓN

Sobrecoge el panorama del hombre en el mundo. Unos 795 millones de personas no tienen alimento para poder llevar una vida sana y activa (1 de cada 9). Alivia algo saber que en 25 años se ha reducido en 216 millones. En países en desarrollo, el 13.5% presenta desnutrición. En Asia viven, los dos tercios del total mundial. En África subsahariana 1 de cada 4 personas está desnutrida. En números absolutos, la India con 195 millones y China con 134, están al frente. En Haití y Zambia, la mitad dela población pasa hambre.

El hambre mata a 3,1 millones de niños cada año (8.500 al día). La mala nutrición causa el 45% de las muertes de menores de cinco años. Uno de cada cuatro niños del mundo sufre un crecimiento retrasado por falta de alimentación. Los niños de primaria que asisten a clases con hambre en el mundo, son 66 millones. Se aliviaría esa situación si la mujer campesina tuviera el mismo acceso que el hombre a los recursos. Para eliminar el hambre es decisivo crear riqueza y trabajo.Hay miles de iniciativas vinculadas o no a ONG que promueven el trabajo de hombres y mujeres. Los Bancos de Alimentación, Acción contra el hambre, UNICEF, con distintas estrategias y medios buscan aliviar el hambre y la pobreza. La experiencia enseña que es mejor entregar cualquier ayuda a una ONG solvente porque mi experiencia y mi coordinación potencia esa aportación y tienen a través de Instituciones. Caritativas y de Ayuda Social reconocida, un acceso directo a los grupos necesitados. Contrastan estos datos con los enormes gastos en armamentos en el mundo. En 2014 esos gastos alcanzaron 1,66 billones de $, y África los aumentó en un 6% llegando al 4% de su PIB. Estas inversiones militares aumentan en países menos democráticos. Hay menos dinero para ayudar a vivir que para matar. Las naciones más influyentes montan negociaciones de paz entre países a los cuales ellos mismos han armado hasta los dientes.

«Acerquémonos, pues,
confiadamente al trono de la gracia
para alcanzar misericordia y
hallar gracia para el oportuno socorro»

(Heb 4,16)

Boletin-Abril-2020

Red-Mundial-Venezuela-VE

Deja un comentario