Boletín No. 37 Mayo 2023 (CLICK LEER MÁS)

ÁLVARO LACASTA S.J.

DIRECTOR NACIONAL DE LA RED MUNDIAL DE LA

ORACIÓN DEL PAPA – VENEZUELA

********************/*******************

<<Por razones particulares fue imposible el envío del Boletín, en el mes de abril. Disculpen. Gracias>>.

*****/*****

EDITORIAL

Dentro de las mayores crisis hay una crisis aún mayor: la crisis del espíritu que representa una crisis de la vida humana en este planeta.

El espíritu es el momento de la vida consciente en el cual nos damos cuenta de que pertenecemos a un todo mayor, y que estamos a merced de un espíritu poderoso, misericordioso, amoroso y tierno, que sustenta todas las cosas y a nosotros mismos.

«El Profeta Jeremías» por Miguel Ángel – Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano. Foto: www.escuelasabaticamaestros.com

Voy a dar un salto lirico, hasta Jeremías, a quien Dios le confió una misión difícil: ser testimonio del amor y ternura de Dios por su pueblo en tiempos difíciles. Ante esta llamada, el profeta experimentó la debilidad y el límite  de la naturaleza humana.

Entonces, el Señor volvió a hablarle y se le reveló como un almendro. Cuando los demás árboles duermen el sueño del invierno, el almendro con sus flores blancas y abiertas, vela y cuida el sueño de otros árboles. Así debería ser la vida de Jeremías, testigo del amor de Dios en tiempos difíciles, pero con la certeza de que el Señor, al igual que un almendro, es quien cuida nuestra vida y otorga vigor a nuestro testimonio.

Foto: www.soycatolicoconfe.blogspot.com

También nos corresponde hoy, a nosotros ser testigos de la misericordia de Dios, en tiempos difíciles y sabernos guardarnos por el Dios de la ternura. Todos los temas en torno a la misericordia nacieron de los Evangelios; nacidos de esta experiencia: el deseo de vivir la misericordia del Señor y la decisión por transparentar la ternura de Dios en nuestro tiempo.

  • Jesús es el Señor que actúa en nuestra vida.
  • El seguimiento de Jesús a María. Ella es la mujer que con la humildad y la plegaria, hizo posible el nacimiento de la misericordia de Dios entre los hombres.
  • Recordemos que el Evangelio no se estudia sólo para conocer a Cristo mejor. El Evangelio se lee y se estudia para seguir mejor a Jesús. Tan solo desde el seguimiento fiel de Jesús podemos llegar a conocer bien al Dios de la ternura.
  • Dios siempre permanecerá a la espera del retorno de sus hijos y sin que ellos lo sepan, velará la senda de su regreso.
  • Jesús es el Señor que actúa en nuestra vida.
  • El seguimiento de Jesús a María. Ella es la mujer que con la humildad y la plegaria, hizo posible el nacimiento de la misericordia de Dios entre los hombres.
  • Recordemos que el Evangelio no se estudia sólo para conocer a Cristo mejor. El Evangelio se lee y se estudia para seguir mejor a Jesús. Tan solo desde el seguimiento fiel de Jesús podemos llegar a conocer bien al Dios de la ternura.
  • Dios siempre permanecerá a la espera del retorno de sus hijos y sin que ellos lo sepan, velará la senda de su regreso.

Nuestro Señor es el Señor de la Vida.

Recordemos la parábola del Hijo Pródigo. Cuando nos apartamos de Él, como el Hijo Menor, nos sale al encuentro la experiencia del abandono; cuando nos cerramos a Él, como el Hijo Mayor, nos acontece la rutina del sin sentido y la tristeza. Pero lo más importante no es ni nuestra huida, ni nuestra cerrazón. Lo más importante es que junto a nosotros está un Dios que es Padre, cuyo rostro es la misericordia y la ternura, y cuya opción es Hacernos vivir. El darnos cuenta de que estamos en las buenas manos del Dios de la vida, lo cual constituye nuestra muerte y, a la vez el reto de nuestra existencia.

Foto: www.padreuriel.com

En definitiva. El proyecto cristiano no puede ser otro que el mismo proyecto de Jesús, y de María, como el mejor ejemplo. Ella es la “llena de gracia” que engendra en sus entrañas la liberación de Dios entre los hombres. María es el modelo de la vida cristiana porque ha sabido contemplar su vida con los ojos del corazón, con los ojos de Dios: la humildad y la plegaria. Únicamente con esos dos ojos del alma bien abiertos puede el cristiano detectar la presencia salvadora de Dios en todos los acontecimientos de su vida

Álvaro Lacasta s.j.

Boletin-MAYO-2023

Puede descárgalo haciendo click a la imagen Color Amarillo

Impactos: 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *